jueves, 28 de agosto de 2014

Agárrense de las manos: M.O.L.E

En un momento en el que las colaboraciones entre cervecerías mexicanas parecían parte de un escenario improbable, en menos de 6 meses llega a nosotros otra cerveza creada en conjunto. Pero, en esta ocasión no son solo dos cervecerías mexicanas. En realidad, todo se trata de un interesante trío (un amigable ménage à trois).


Por un lado, se encuentran un par de las cervecerías más representativas del DF: La Chingonería y Central Cervecera. Mientras que el tercer y último miembro de este nuevo "Agárrense de las manos" es la cervecería noruega independiente más grande de ese país: Nøgne Ø.

Como siempre, tuvimos una larga platica con parte de los involucrados. Isaac Aroche, maestro cervecero de La Chingonería y, Alberto Colín y Ernesto Mora de Central Cervecera. El primer acercamiento que se tuvo con Nøgne Ø, fue de parte de La Chingonería, como nos cuenta Isaac, buscaban importar sus cervezas al país, pero terminaron por trabajar juntos.
Desde hace tiempo quería traer las cervezas de Nøgne Ø acá a México, en su momento no era posible pues el mercado no había crecido tanto. Pero fue en la World Beer Cup del 2012, en la que ganamos la medalla, en donde conocí al maestro cervecero de Nøgne Ø (Kjetil Jikiun) y empezamos a platicar, le di cervezas, vio que ganamos la medalla y desde entonces estuvimos en charlas para trabajar juntos.
Kjetil Jikiun, el principal maestro cervecero de Nøgne Ø, antiguamente se desempeñaba como piloto aviador y fue durante todos esos viajes que descubrió el mundo de la cerveza. En una época en la que Noruega -en la opinión de Kjetil- no tenia buenas cervezas, comenzó con la conocida cerveza de estufa para continuar desarrollándolo y llegar a establecer lo que hoy en día es una de las cervecerías más conocidas en Europa y gran parte del mundo.
Le habíamos ofrecido ir a Noruega, pero el tenía el interés de venir a México. Quería conocer el DF y así aprovechar para realizar la colaboración. La cerveza se hizo en Beer Factory Cuicuilco, fueron dos días y 3000 litros. Es una Stout Imperial de Avena con mole. Es un mole de San Pedro Atocpan, DF. En realidad es un mole extra especial, pues además de las especias y el chocolate que le ponen, contiene piñones, nueces y almendras. Un mole bastante rico. 
M.O.L.E. además del ingrediente que otorga el nombre a la cerveza, está hecha con 6 granos de malta y una porción considerable de avena. Por el estilo y el ingrediente extra, es claro que el lúpulo (Chinook) no es un elemento que predomine en el sabor, en realidad, es una cerveza enfocada a las maltas y al sabor del mole.


La experiencia de haber "cocinado" con un cervecero que tiene más de 20 años de práctica y quien está acostumbrado a realizar colaboraciones fue realmente enriquecedora para Central Cervecera. De acuerdo a Alberto Colín, fue una colaboración que surgió sin buscarla, sin tenerla en mente.
La neta es que para nosotros fue una sorpresa, imagínate que a un chavito le digan que va a venir Ronaldo a jugar un partido contigo. Fue parte emoción y parte nervio, no sabíamos que esperar, pues aunque por correo parecía amigable, no sabes si en persona es igual o si habrá sinergia. Nos sirvió un chingo aprender de gente que lleva 20 años haciendo esto e Isaac que también tiene un rato haciendo cerveza.
Una receta que comenzó a rebotar entre Ernesto, Kjetil e Isaac y en la que todos concordaban que debía ser algún estilo Imperial. Desde un principio, Kjetil quería agregarle algún ingrediente de la cocina mexicana. "... fue Nøgne Ø el que decidió ponerle ese ingrediente locochon [...] el nunca había probado el mole." nos comenta Alberto.

Actualmente M.O.L.E. se encuentra disponible en botella en las tiendas especializadas en las que La Chingonería y Central Cervecera tienen presencia. Aunque no todo lo producido está en los anaqueles. Existen 200 litros que serán añejados en barrica de roble blanco para ser disfrutados en un futuro cercano.
Cuidamos mucho que no predominara tanto el mole, porque ¿Quién se quiere chingar una cerveza que si le pones una pechuga de pollo y un poco de arroz te sientes en boda de pueblo? Pero, sí queríamos que tuviera el toque.
La Chingonería está acostumbrada a utilizar ingredientes distintos en sus cervezas, cosa que no sucede con Central Cervecera. Ernesto Mora lo define como productos que parten de un estilo base y al cual se le van modificando las proporciones de ingredientes para ir descubriendo cual es la que mejor queda.
Es una cerveza de cuerpo bastante pesado, con muchos sabores tostados, similar al café. El mole no es algo muy presente, lo sientes en la parte de atrás en forma de especias y un poco de chile. Pero no te dan ganas de meter una pierna de pollo a la botella. Salio bastante balanceada. Nosotros no habíamos trabajado con especias hasta ahora y el resultado fue muy bueno, un sabor muy agradable sin estar saturado.
Al contar con un grado de alcohol muy alto, se ideo colocarla en botellas de 600 ml para que la experiencia fuera compartida y poder disfrutar de esta nueva stout sin "sufrir" por tener que terminarse la botella en plena soledad. "Puedo decir que ya he trabajado con uno de los mejores cerveceros del mundo. Es alguien muy humilde. Fue muy agradable trabajar con ambos." concluye Ernesto.

Finalmente, Alberto, nos cuenta un poco de como fue el desarrollar la parte más difícil: el nombre. "Al principio, nos pusimos muy creativos para el nombre, pero al final nos dimos cuenta que no, que tenemos que trabajar esa parte del cerebro. No nos daban muchos colores de chiquitos."

Sin duda, en el mercado mexicano esperamos más colaboraciones como esta, en donde las ideologías de varias cervecerías pueden unirse para lograr un producto único e irrepetible. Y más si son internacionales, pues aunque no sean noticia de primera plana, son una pequeña vitrina en la que el resto del mundo cervecero comienza a descubrir que en México se están haciendo cosas completamente diferentes.

Y a ti ¿Ya te dieron de tu mero M.O.L.E.?

Aún no tenemos comentarios

Deja tu comentario