jueves, 28 de agosto de 2014

Agárrense de las manos: M.O.L.E

En un momento en el que las colaboraciones entre cervecerías mexicanas parecían parte de un escenario improbable, en menos de 6 meses llega a nosotros otra cerveza creada en conjunto. Pero, en esta ocasión no son solo dos cervecerías mexicanas. En realidad, todo se trata de un interesante trío (un amigable ménage à trois).


Por un lado, se encuentran un par de las cervecerías más representativas del DF: La Chingonería y Central Cervecera. Mientras que el tercer y último miembro de este nuevo "Agárrense de las manos" es la cervecería noruega independiente más grande de ese país: Nøgne Ø.

Como siempre, tuvimos una larga platica con parte de los involucrados. Isaac Aroche, maestro cervecero de La Chingonería y, Alberto Colín y Ernesto Mora de Central Cervecera. El primer acercamiento que se tuvo con Nøgne Ø, fue de parte de La Chingonería, como nos cuenta Isaac, buscaban importar sus cervezas al país, pero terminaron por trabajar juntos.
Desde hace tiempo quería traer las cervezas de Nøgne Ø acá a México, en su momento no era posible pues el mercado no había crecido tanto. Pero fue en la World Beer Cup del 2012, en la que ganamos la medalla, en donde conocí al maestro cervecero de Nøgne Ø (Kjetil Jikiun) y empezamos a platicar, le di cervezas, vio que ganamos la medalla y desde entonces estuvimos en charlas para trabajar juntos.
Kjetil Jikiun, el principal maestro cervecero de Nøgne Ø, antiguamente se desempeñaba como piloto aviador y fue durante todos esos viajes que descubrió el mundo de la cerveza. En una época en la que Noruega -en la opinión de Kjetil- no tenia buenas cervezas, comenzó con la conocida cerveza de estufa para continuar desarrollándolo y llegar a establecer lo que hoy en día es una de las cervecerías más conocidas en Europa y gran parte del mundo.
Le habíamos ofrecido ir a Noruega, pero el tenía el interés de venir a México. Quería conocer el DF y así aprovechar para realizar la colaboración. La cerveza se hizo en Beer Factory Cuicuilco, fueron dos días y 3000 litros. Es una Stout Imperial de Avena con mole. Es un mole de San Pedro Atocpan, DF. En realidad es un mole extra especial, pues además de las especias y el chocolate que le ponen, contiene piñones, nueces y almendras. Un mole bastante rico. 
M.O.L.E. además del ingrediente que otorga el nombre a la cerveza, está hecha con 6 granos de malta y una porción considerable de avena. Por el estilo y el ingrediente extra, es claro que el lúpulo (Chinook) no es un elemento que predomine en el sabor, en realidad, es una cerveza enfocada a las maltas y al sabor del mole.


La experiencia de haber "cocinado" con un cervecero que tiene más de 20 años de práctica y quien está acostumbrado a realizar colaboraciones fue realmente enriquecedora para Central Cervecera. De acuerdo a Alberto Colín, fue una colaboración que surgió sin buscarla, sin tenerla en mente.
La neta es que para nosotros fue una sorpresa, imagínate que a un chavito le digan que va a venir Ronaldo a jugar un partido contigo. Fue parte emoción y parte nervio, no sabíamos que esperar, pues aunque por correo parecía amigable, no sabes si en persona es igual o si habrá sinergia. Nos sirvió un chingo aprender de gente que lleva 20 años haciendo esto e Isaac que también tiene un rato haciendo cerveza.
Una receta que comenzó a rebotar entre Ernesto, Kjetil e Isaac y en la que todos concordaban que debía ser algún estilo Imperial. Desde un principio, Kjetil quería agregarle algún ingrediente de la cocina mexicana. "... fue Nøgne Ø el que decidió ponerle ese ingrediente locochon [...] el nunca había probado el mole." nos comenta Alberto.

Actualmente M.O.L.E. se encuentra disponible en botella en las tiendas especializadas en las que La Chingonería y Central Cervecera tienen presencia. Aunque no todo lo producido está en los anaqueles. Existen 200 litros que serán añejados en barrica de roble blanco para ser disfrutados en un futuro cercano.
Cuidamos mucho que no predominara tanto el mole, porque ¿Quién se quiere chingar una cerveza que si le pones una pechuga de pollo y un poco de arroz te sientes en boda de pueblo? Pero, sí queríamos que tuviera el toque.
La Chingonería está acostumbrada a utilizar ingredientes distintos en sus cervezas, cosa que no sucede con Central Cervecera. Ernesto Mora lo define como productos que parten de un estilo base y al cual se le van modificando las proporciones de ingredientes para ir descubriendo cual es la que mejor queda.
Es una cerveza de cuerpo bastante pesado, con muchos sabores tostados, similar al café. El mole no es algo muy presente, lo sientes en la parte de atrás en forma de especias y un poco de chile. Pero no te dan ganas de meter una pierna de pollo a la botella. Salio bastante balanceada. Nosotros no habíamos trabajado con especias hasta ahora y el resultado fue muy bueno, un sabor muy agradable sin estar saturado.
Al contar con un grado de alcohol muy alto, se ideo colocarla en botellas de 600 ml para que la experiencia fuera compartida y poder disfrutar de esta nueva stout sin "sufrir" por tener que terminarse la botella en plena soledad. "Puedo decir que ya he trabajado con uno de los mejores cerveceros del mundo. Es alguien muy humilde. Fue muy agradable trabajar con ambos." concluye Ernesto.

Finalmente, Alberto, nos cuenta un poco de como fue el desarrollar la parte más difícil: el nombre. "Al principio, nos pusimos muy creativos para el nombre, pero al final nos dimos cuenta que no, que tenemos que trabajar esa parte del cerebro. No nos daban muchos colores de chiquitos."

Sin duda, en el mercado mexicano esperamos más colaboraciones como esta, en donde las ideologías de varias cervecerías pueden unirse para lograr un producto único e irrepetible. Y más si son internacionales, pues aunque no sean noticia de primera plana, son una pequeña vitrina en la que el resto del mundo cervecero comienza a descubrir que en México se están haciendo cosas completamente diferentes.

Y a ti ¿Ya te dieron de tu mero M.O.L.E.?

lunes, 25 de agosto de 2014

Curso de elaboración de cerveza casera

Ya parece tradición que Cervecería Propaganda imparta algún curso de cerveza. En anteriores ediciones, el enfoque de estos cursos era sobre temas de un nivel medio a alto, que requerían que los asistentes tuvieran un poco de conocimiento en cuanto a la cerveza y los procesos necesarios para su producción.

En esta ocasión no será así. De nueva cuenta, será José Luis Calderoni, el maestro cervecero de Propaganda, quien imparta el curso dirigido a aquellas personas que quieran comenzar en este interesante mundo de la cerveza de estufa. Tuvimos una pequeña charla con José Luis para qué nos contara de que se trata esta nueva edición de los cursos Propaganda.

Es un curso para cerveceros principiantes de todo grano, y para la gente que de plano no conoce nada; gente que empieza desde cero. Cubriremos todos los procesos básicos y se darán los conceptos de una manera sencilla pero sin dejar de lado ningún detalle.
Un curso de dos días en los que se abarcaran temas relativamente básicos. La teoría abarcara temas como las materias primas, equipo necesario y, por supuesto, se hablara de cada uno de los procesos que deben llevarse a cabo para obtener nuestra bebida fermentada favorita. Aunque uno no aprende solo escuchando, para el segundo día estarán haciendo su primera cerveza.

No importa si ya has comenzado el camino de la cerveza de estufa o si tu curiosidad te ha derrotado y quieres saber más de la cerveza; si deseas tener un conocimiento más amplio del proceso de elaboración de cerveza no debes dudar mucho en inscribirte.

El curso será impartido los días 27 y 28 de septiembre del 2014, en el Instituto Culinario de México Campus Monterrey, ubicado en Loma Redonda #1517, Col. Loma Larga, Monterrey, NL. Tendrá un costo de $1300 pesos y es de cupo limitado.

Si quieres saber más o deseas inscribirte, puedes enviar un correo a joe@propagandabrewing.com.mx o contacto@esenciacebada.com.

viernes, 22 de agosto de 2014

Cervecería Primus: 8 años

Así es, son ocho años en los que Cervecería Primus ha estado presenten en el mercado del país. Ocho años en los que la aceptación del consumidor ha sido una constante y que ha ido incrementando con el pasar del tiempo. Una de las primeras micro-cervecerías del país y uno de los principales actores de los pequeños o grandes cambios que ha tenido la industria, pero sobretodo la cultura cervecera de México.



Del sótano de una casa a su actual planta en San Juan del Río, Cervecería Primus ha ido apostando no solo a su negocio, sino que también a actividades que han fomentado el crecimiento de la industria y han sido fundamentales para que la atención a la cerveza artesanal vaya creciendo. Platicamos con Jaime Andreu, director comercial de la cervecería quien nos contó su sentir ante estos primeros años y es que es lo que esperan suceda en el futuro.

La verdad, ahorita no nos hemos sentado como a hacer esa reflexión obligada que generalmente se hace, ya sea en año calendario o en año vida. Pues, nos agarra en un momento de mucho dinamismo en la industria. De entrada, lo coyuntural que es Cerveza México y nuestro aniversario, que son eventos en los que queremos demostrar que los 8 años no han pasado en vano. Hemos aprendido que además de que el público está ansioso por probar cerveza artesanal, también exige consistencia y a eso le queremos apostar en Cervecería Primus, a la consistencia. Crear un producto que botella a botella sea siempre la misma experiencia y la misma calidad. Que nuestro nombre se vuelva sinónimo de garantía.
Con una línea de cervezas que podría ser considerada "seria", con estilos clásicos que han sido adaptados al paladar mexicano. Son pieza fundamental en la transición de comenzar a probar cerveza artesanal y es un producto constante dentro de los refrigeradores de aquellos que buscan una cerveza diferente pero que pueda ser consumida diario. Convirtiéndose en un excelente acompañante de diversos platillos a la hora de la comida.

Durante este tiempo, han sido testigos y participes de gran parte de lo que ha pasado en la industria en México. Desde la denuncia ante la Comisión Federal de Competencia (CFC) pasando por Por La Cerveza Libre hasta el cambio de la Cámara Nacional de la Industria de la Cerveza y la Malta (Cerveceros de México). "Estamos satisfechos, pero también no nos la creemos, por todo lo que ha pasado en la industria en México. Nunca llegue a pensar que seríamos miembros de esa gente que ha generado parte de ese cambio. Todo lo que hemos hecho juntos los cerveceros y los consumidores." nos comenta Jaime.

Ante un escenario un poco menos que incierto, Cervecería Primus conoce los retos que vienen para los siguientes años. Por un lado, mantener la consistencia de sus productos, pero también apoyar a la industria. Esto con una difícil "pelea" por generar un impuesto fijo a la cerveza, que ha comenzado con una campaña en Youtube y que ha sido presentada al poder ejecutivo con la intención de promoverla los siguientes meses o años "... esto se trata de echarle mucha leña y esperar a que el fuego encienda. Puede llevar 10 meses, 5 o 10 años, no sabemos. Pero seguiremos trabajando en ello." continua Jaime.

Aunque no es el único problema al que se enfrenta la industria. En un sentido más interno, el énfasis en generar una unión entre el gremio que, muchos opinamos, hace falta dentro del país. Es ahí donde la ACERMEX se debe de consolidar. De acuerdo a Jaime, esta ha servido para fines mediáticos, organizar eventos y tener un poco más de atención y que la industria sea considerada como algo más serio. Pero es claro, que existen campos de oportunidad ante el crecimiento de la industria. "Creo que es importante que se vuelva un organismo mucho más plural, donde los cerveceros fácilmente puedan acceder, registrarse y capacitarse. Que sea un órgano que no sea de nadie, sino que todos voten y trabajen. Entiendo que es un poco tarea de Minerva, de Primus y los involucrados, el integrar bien la asociación y entregarla a la industria para que funcione sola."

Para celebrar este aniversario, Cervecería Primus lanzará en Cerveza México la Tempus Cream Stout que con una etiqueta morada, formará parte de la gama de las cervezas Tempus. Además del lanzamiento de las nuevas botellas de la Jabalí Bock y la Jabalí Hells Bock, entrando así a la propuesta que varios cerveceros del país han realizado. Cervezas un poco más disruptivas e irreverentes. Junto a estos lanzamientos, se realizará la primera fiesta grande de la cervecería en el Distrito Federal.



La celebración será el sábado 30 de agosto, en el restaurante Bello Puerto ubicado en Florencia esquina con Hamburgo, dentro de la Zona Rosa. Los boletos están disponibles en la página de Primus, y tienen un costo de recuperación de 350 pesos. La música estará a cargo de los Rebel Cats e incluirá 5 cupones canjeables por cerveza, un vaso conmemorativo, alimentos y un regalo sorpresa.

Finalmente, Jaime Andreu, nos cuenta que ha sido lo más satisfactorio en lo personal de estos 8 años siendo parte del mercado de la cerveza artesanal.
Hace 8 años, cuando comenzamos a ir a los congresos internacionales para lanzar Tempus, mencionabas las palabras Pale Ale, Stout, Porter y demás en México y nadie sabía de qué rayos estabas hablando. Y hace como 2 o 3 años, en el salón de Cerveza México escuchamos a la gente estar pidiendo por estilos y no por marca. Fue algo muy satisfactorio. Saber que el público no solo quería probar cosas diferentes, también estaban dispuestos a aprender y dedicar, tiempo y dinero. Ver como la cultura va cambiando en México, y se siente padre saber que uno ha sido parte de este cambio.
Lo que Cervecería Primus ha hecho en estos ocho años no es únicamente para el crecimiento de su negocio, sino que también para fomentar que la industria siga creciendo. Buscando que la gente conozca lo que es la cerveza artesanal y que se especialicen con congresos como Cerveza México, en donde además de aprender pueden convivir con los maestros cerveceros y disfrutar de gran parte de las propuestas que existen en el país.

¡Felicidades Primus!

miércoles, 20 de agosto de 2014

La etiqueta pesa como camiseta

Sí, nos hemos contagiado de "mundialitis do nacimiento caipirinha". Así hayan pasado varias semanas desde la clausura del evento, a estas alturas era casi inevitable. Acontecimiento que atrajo miradas y donde la camiseta de una selección pesó mucho en cuanto a la expectativa del partido e incluso en los pronósticos del marcador final. Y justo eso sucede con las cervezas.

No, no existen marcadores, tampoco tienen un director técnico que festeja como loco cada vez que se destapa una botella. Pero, hay que ser sinceros, muchas veces nuestra esperanza y opinión final sobre una cerveza se ve fuertemente influida por la cervecería que la produce. Es ese logo o nombre que aparece en la etiqueta el que nos condiciona desde un inicio lo maravillosa o lo detestable que es la bebida.

Recientemente, leía del efecto que tiene la vista en nuestros paladares. Del como un simple vaso de leche, con un par de gotas de colorante verde, hacía que nuestro cerebro se confundiera y comenzara desde un principio a repudiar el sabor del liquido. O incluso, como una etiqueta elegante en una botella de vino, podía hacer que un vino común y corriente nos supiera a uno de cientos de dolares y cientos de años de añejamiento.

Quizá no suceda lo mismo en una cerveza, las etiquetas elegantes salen sobrando y los nombres rimbombantes se vuelven imperceptibles. Pero palabras como Mikkeler, Stone, BrewDog, Russian River, Dogfish, Alpine, AleSmith, Ballast Point y de Molen generan el mismo efecto que aquella etiqueta con  un Château Mont-Redon en envidiable tipografía. En lo personal me sucede muy seguido, ver en el aparador una cerveza nueva de esa compañía emblema genera en mí una necesidad de probarla, pero principalmente, un comentario de aceptación aunque ni siquiera haya comprado la botella.

La gastronomía se trata principalmente de experiencias, de primeros encuentros en donde el resultado es blanco o negro. Donde la memoria se ve involucrada en nuestras decisiones y nos llena la cabeza de recuerdos creados a partir de ese sorbo o aquel bocado. Pintando un paisaje lleno de expectativas, buenas intenciones e ilusiones. "Haz fama y échate a dormir" dirían algunos. Aunque en este caso las cervecerías no tienen la culpa; quizá cada una de ellas ha ido ofreciendo productos que ponen nuestras expectativas a 30 mil pies de altura pero, como todo en la vida, esto no será siempre así.

Los consumidores, deberíamos de activar nuestra visión objetiva cada vez que probamos una cerveza. Eliminar cualquier recuerdo de otras botellas de la misma cervecería y obligar a nuestras papilas gustativas a que sean ellas las que "califiquen" el producto y no nuestra enredada y nostálgica memoria. Pero si esto es imposible para ti, organizar una cata a ciegas podría funcionar.

Comprar la nueva cerveza que ha originado ese brillo en tus ojos, y servirla junto a un par más de diferentes cervezas del mismo estilo o que puedan acercarse a este, sin saber cual es cual (obviamente). Una venda o uno de esos antifaces para dormir, facilitaría el toque de misterio necesario para beber de manera objetiva.

Piénsalo dos veces antes de dar alguna "calificación" y verifica que esas memorias no sean las que enaltezcan o humillen aquella nueva cerveza.

lunes, 18 de agosto de 2014

Sin pastillas o inyecciones

La cervecería es la mejor farmacia.
 -Viejo proverbio aleman

miércoles, 13 de agosto de 2014

Capital Cerveza Monterrey

En festivales cerveceros, uno (más) no es ninguno. Mucho menos cuando son organizados a consciencia, con ventajas para los cerveceros participantes como para los consumidores que se acercan a este tipo de eventos, tanto los experimentados como a los que la curiosidad termino por convencerlos y asisten. Y el norte del país no ha ofrecido un par de ejemplos.




Es en ese terreno, en el que la buena organización es de vital importancia, done el blog hermano In Cervesio Felicitas (ICF) de la mano de Capital Cerveza Monterrey, buscan abrirse camino y permanecer como uno de los mejores festivales no solo del norte, sino también del país. Platicamos con Eslem Torres, principal escritor de la página y parte del equipo organizador del festival y nos contó lo que podríamos esperar de Capital Cerveza Monterrey.

En ICF, desde que empezamos con las sesiones cerveceras jugábamos con la idea de -entre otras cosas- hacer un festival. De hecho, cuando empezamos con los Local Craft Beer era una digamos prueba, en lo que empezábamos a planear algo más grande. Dejamos mucho a un lado ese proyecto por dedicarnos a otros y no le dimos el empuje en su momento que merecía. Pero eventualmente, nos pusimos las pilas y vimos que Monterrey pide un festival de estas características, donde se muestre el producto local así como lo demás que hay en el país. Tenemos ya tres años involucrados en el medio cervecero de una forma u otra, conocemos las necesidades de los expositores y estamos convencidos que eso es lo que le da credibilidad a Capital Cerveza.
Un evento, que a diferencia de la mayoría de festivales del país, está organizado por personas que se encuentran dentro del mismo medio, comparten un tema e incluso, una pasión: la cerveza. Así, están obligados a organizar un evento de calidad, en pro de los cerveceros; actitud que se ha demostrado en los tres Local Craft Beer que han realizado. De acuerdo con Eslem, todo lo que se crea u organiza en ICF junto a las cervecerías comparte una sencilla ideología: "si a ellos les va mal, a nosotros nos va peor".

Capital Cerveza Monterrey tendrá sede en uno de los estacionamientos del estadio de béisbol de Monterrey. Serán 7000 metros cuadrados, suficientes para colocar a todos los expositores. Y sin duda, es uno de los lugares más conocidos de la ciudad, que cuenta con una estación de metro bastante cerca y obviamente, espacio para estacionarse.

Hay muchos festivales en el país organizados por personas que buscan cobrar bien y nomás les dan la bendición a los expositores, y ojala les vaya bien. Pero nosotros no queremos ser un one hit wonder queremos que funcione, que le dé un plus a los que asistan. Que no solo sea una gran borrachera. Sino que se lleven algo más. No sólo se quedara en "probaron mi cerveza y ya" sino que el asistente haga clic con las marcas. En ICF intentamos hacer comunidad y amistad, no solo que se suban a nuestro tren porque sí.
Desafortunadamente, no todo en esta vida es cerveza. Estarán presentes varios "foodtrocas" locales para que en una mano tengan su vaso de cerveza y en la otra tengan el mejor platillo para acompañarla. Los principales protagonistas en esta ocasión son los cerveceros de Monterrey, en donde la escena local ha sido testigo del crecimiento y el nacimiento de cervecerías que ofrecen productos muy interesantes. Aunque, claro, no serán las únicas presentes en el evento.
Estamos bastante comprometidos con lo social y queremos reducir a lo más que se pueda el que se maneje en estado de ebriedad. Tendremos centrales de taxi que darán servicio a un precio razonable y trataremos de darles a los conductores designados algo suficientemente atractivo para que lo tomen en cuenta y les interese asistir junto a sus cuates.
La llamada es el 4 y 5 de octubre, en el Estadio de Béisbol Monterrey, NL. Capital Cerveza Monterrey, donde por 100 pesos podrán conocer las propuestas de varias cervecerías regias y del resto del país. Algunas ya las habrán probado, en un bar, un restaurante o en algún otro festival, pero créannos cuando les decimos que habrán muchas más de las que no tenían conocimiento y no los decepcionaran. Posiblemente se conviertan en sus nuevas "clásicas".



Finalmente Eslem, muy a su manera, nos invita a Capital Cerveza Monterrey. "Habrá buena cerveza, rica comida y divertido cotorreo ¿Por qué no habrían de ir?"

miércoles, 6 de agosto de 2014

Festival Cerveza Bajío 2014

Siempre nos da gusto dar a conocer los diferentes festivales que se organizan a lo largo del país. Esta ocasión no es la excepción. Un festival más que pinta para ser un excelente evento en una ciudad del bajío mexicano. Se trata de la segunda edición de Cerveza Bajío con sede en Irapuato y en el podremos probar e ir descubriendo las propuestas que esta ciudad de Guanajuato ofrece. Y esa es la principal razón de su creación.


Platicamos con Angela Frías, parte del equipo organizador del evento, quien nos contó de qué se tratará el festival y cuales han sido las mejoras en comparación con el año pasado.
Tendremos el triple de expositores del año pasado, además de lugares de comida, que hacen un excelente acompañamiento con los estilos presentados. Habrá un espacio infantil, juegos y un mini-spa para niñas. Pero no todo es cerveza, presentaremos una exposición de autos y motocicletas de colección y espectáculos musicales durante todo el evento.
De acuerdo a Angela, el año pasado estuvieron presentes alrededor de 2500 personas y, para esta ocasión son 4000 asistentes los que esperan se acerquen a probar nuevas cervezas, cervezas principalmente de Irapuato aunque también habrá de otras partes del estado.

El escenario será el Inforum Irapuato, donde 24 expositores presentaran sus productos y trataran de deleitar tu subjetivo paladar. Miembros, gran parte, de la Asociación de Cerveceros de Guanajuato. De entre los que destacan Embajador, La Brü, Cerveza Pípila, Cerveza Toledo, Cerveza Huarapeta, Cerveza Barroca y por supuesto un par de las cervecerías más representativas de México: Cucapá y Calavera.
Buscamos el fomento a nuestras marcas, siendo un evento mayormente local. Y así, lograr un impulso al comercio de estas marcas y al turismo de la región. Es por eso que hay varias dependencias del gobierno que nos han apoyado. Se trata de un evento completamente familiar, fomentando el consumo responsable; sin omitir el aspecto artístico y cultural que tratamos de ofrecer.
A pesar de que el micro mercado de la cerveza artesanal ha ido creciendo con pasos tan pequeños que son casi imperceptibles, existen ciudades del país que aún no llegan a tener ni siquiera estos pequeños pasos. Ese es el caso de Irapuato. Como Angela nos platica, se trata de una ciudad muy cervecera, con un considerable consumo de cerveza de las grandes compañías del país, pero interesada en nuevos sabores. Ahí, únicamente existen (hasta donde sabemos) dos marcas de cerveza artesanal y son relativamente jóvenes, sin superar la barrera de los 5 años.
Pero como ya lo dijimos no todo es beber cerveza (aunque si vas a asistir, sería importante que lo hicieras) y es por ello que existe el área gastronómica. Ubicada al aire libre, constara de 5 stands que ofrecerán el mismo número de platillos diferentes. Smoky Grill, Alas Brasas e Ipanema serán algunos de los responsables de saciar nuestros antojos y acompañar cada vaso de cerveza con costillas, alitas y choripanes, respectivamente. Junto a ellos, se encontrará una escuela de gastronomía quienes darán platicas de maridajes y consejos para encontrar, en forma de comida, el alma gemela de nuestra cerveza favorita.


En fin, todo bien organizado para el disfrute de los asistentes. Con la sede a la entrada de la ciudad. Grupos como Monoceronte, Flamenco Belén y Ruth Teddy. Un sitio de taxis. Seguridad pública y privada presente todo el tiempo. Hoteles cercanos como el City Express. Protección Civil, bomberos y una ambulancia para cubrir alguna posible emergencia. ¡Ah! Y habrá dispensadores de agua dentro del evento, para poder enjuagar tu vaso y así evitar la mezcla de sabores (también para beber agua y, crear el estado "happy" perpetuo). Finalmente Angela, nos extiende la invitación a esta segunda edición de Cerveza Bajío.
Los invitamos a que asistan al evento. Será un ambiente completamente familiar y espero que la gente se la pase a gusto como el año pasado. Que conozcan un poco más de la cerveza artesanal y los productores puedan promover sus cervezas. Planeamos el evento para que sea algo anual y estar entre los primeros 5 del país.
La cita es el próximo 15 y 16 de agosto, en el Inforum Irapuato el viernes a partir de las 15 horas y el sábado desde el medio día. La entrada por día tendrá un costo de 50 pesos e incluye una degustación y un vaso de plástico conmemorativo del evento. Aunque, otra opción sería el pase VIP con un costo de 150 pesos, el cual cubre ambos días y tendrás 3 degustaciones, una bolsa y un vaso de cristal conmemorativo.

Hay tiempo para planearlo, preparar la cucharada de levadura con yogur y descubrir que es lo que Guanajuato ofrece en cervezas artesanales. Para mayor información puedes visitar la página de Facebook del evento: Festival de la Cerveza Bajío o seguirlos en Twitter @bajiobeerfest.