domingo, 18 de mayo de 2014

Growlers: La frescura pa' llevar

Ha llegado la noche, el paladar pide cerveza, y tú lo sabes. Una visita a la tienda especializada no hará daño a nadie. Te asomas por los estantes en búsqueda de la nueva "mejor amiga". Nada. Mejor vas directo a la barra, quizá haya algo que te inspire. Mientras esa inspiración aparece, ves llegar a alguien con un envase vacío de cristal y un tamaño considerable. Se acerca a la barra y se lo llenan directo del barril. Así es, se trata de un growler.


Platicamos con Gilbert Nielsen, maestro cervecero de Calavera, quien nos contó de lo que se tratan los growlers y el porque son la mejor elección si es que tu intención es comprar cerveza para llevar.

Un growler es un envase en el que se llena de cerveza directo del barril, teniendo las ventajas del barril, como su frescura y sabor característico. Eso pensando en el consumidor moderno de cerveza. Antiguamente, si nos regresamos unos 100-200 años o más, en Europa era muy común que tú llegaras a tu bar local con una cubeta, y te llevabas tu cerveza para la comida. 
Costumbre que continua en varias partes de Europa. Como en República Checa, en donde las amas de casa o cualquier persona, bajan con su jarra, la llenan de cerveza en su bar local y regresan a su departamento o en donde vivan para poder disfrutarla. "Últimamente han tomado auge pues el cliente se ha dado cuenta que, en general, es mucho más económico comprar un galón de cerveza que comprar el número equivalente en botellas." nos comenta Gilbert.

Y sí, además de la ventaja que representa el tener cerveza para llevar directo de un barril, en donde las condiciones ambientales afectan en menor medida que en una botella, el comprar un growler de tu cerveza favorita tiende a ser un poco más barato. Alrededor del mundo es un formato ya conocido, en donde incluso las cervecerías más importantes han puesto su granito de arena para fomentar el uso de esta presentación. Como BrewDog y Russian River, con un envase de aluminio y otro de cristal respectivamente.



















En México, como en la industria, se están dando pasos con esto. Calavera es un ejemplo, en donde el último viernes de cada mes, cuando tienen venta al menudeo con precio al mayoreo, puedes comprar tu growler Calavera y llenarlo con la cerveza de barril que se este haciendo en ese momento. O de barriles que tengan en inventario de cervezas que no son de temporada, como Yule o Sanctum por dar un ejemplo.

"Es un buen formato, a nosotros nos sirve como una oportunidad para darle salida a algunas cervezas que ya no están en temporada. Por ejemplo, tenemos uno o dos barriles de Yule, y de Sanctum, que ahora ya no estamos promoviendo porque ya no es temporada ni de una ni de la otra." nos cuenta el maestro cervecero.

Aunque también hay bares donde podemos pedir un growler, como Fiebre de Malta o Crisanta. Claro, se necesita que la gente este capacitada para llenarlos, pues se requiere que este sanitizado con el fin de que la cerveza no se contamine y pueda durar un poco más en las condiciones adecuadas. Generalmente, cerveza en un growler puede durar fresca entre 2 o 3 días.

Una presentación más para disfrutar de tu cerveza favorita de barril. Preferida por aquellos que buscan que la calidad de la cerveza sea mejor, que sea más fresca. Y curiosamente los cuidan más que una botella normal, y lo saben. Al ser la botella algo más común hay consumidores que las tratan muy mal. Las dejan en el sol, en el coche y, en lugares donde no se debe poner una cerveza (en la cuna del bebé, por ejemplo). En fin, si tienen la suerte de poder comprar un growler no lo duden un segundo y pidan uno (lleno de preferencia), pues como dice Gilbert también es una mejor opción para aquellos que necesitan un poco más de bebida fermentada.
Por mi cuenta, mi experiencia como consumidor de cerveza, me hace pensar que es una dosificación un poco más adecuada de acuerdo a mi tamaño (risas). Yo, sin dudarlo pediría un growler siempre que tuviera la opción. Simplemente porque es una cantidad de cerveza un poco más adecuada para mí. Pero hay growlers mucho muy grandes, de 4 litros por ejemplo, siendo demasiada cerveza para una persona. 
Uno nunca sabe y quizá pueda llegar el día en el que un growler genérico permita al consumidor de México disfrutar en cada bar, en cada tienda especializada de su cerveza de barril favorita. Sin restricciones y sin importar que nombre este en su "botellota"Es el growler. Frescura pa' llevar, por favor.

Aún no tenemos comentarios

Deja tu comentario